Un poquito más de mí

En un pueblo, italiano…

Pues eso, todo empezó con una combinación entre Marco y Heidi… allá por las montañas del Piemonte aparecí un día por sorpresa.
Ya he dicho que esto iba sin filtro, fui una sorpresita de las buenas, de aquellas que te llevan al hospital un domingo a horas raras… se podría decir que llegué pisando fuerte.

Pues eso, hace unos treinta y tantos años nací en un pueblo perdido por las montañas del Piemonte para acabar aterrizando en una ciudad como Barcelona.

Cuando llegué a Barcelona se podría decir que era una drama queen de manual: lloraba por todo, tenía una fijación extraña por las barbies y estaba firmemente convencida que las chicas tenían que llevar falda…

No os aburriré con los detalles pero ya dicen que la cabra tira al monte y mi pasado de pueblerina se abrió camino en la fiebre barbie-rubia-flowerpower y llegó mi época marimacho.

Que digo yo, porque a una chica le guste jugar al fútblo y hacer el cabra por la montaña es menos chica ¿o que?

Desdramatizando

Que conste que soy muy fan del derecho a pataleta pero dramatizarlo todo puede ser agotador.

Marchando una de ironía

La ironía y el sarcasmo son mis armas para combatir el drama.

Es mucho más fácil lanzarse al drama y al overthinking pero al fin y al cabo esto son dos días y prefiero pasármelos riéndome de mí misma que llorando por las esquinas.

Échale un par

Como dice Hipito: Mejor pedir perdón que pedir permiso (sin pasarse por eso eeeeeh que nos venimos arriba muy rápido…).

Pues eso, que entre la ironía, dejar de lado el y si y una pandemia global el 2020 es definitivamente el año de tirarse a la piscina y probar.

El click

Aquí quedaría bien una frase filosófica y motivadora con una foto mirando al horizonte… naaa pa qué que para eso hay que poner mucho filtro y mil #.

Más que un click fue un quitar las palabras Y SI de mi vocabulario… que sigo en ello, vamos.

No hay drama.com

Me encanta escribir y quería dejar la mente volar sin rumbo.

Quería disfrutar de lo que escribo y como me pasan cosas raras y Mizar siempre me decía que tenía que escribir un blog… pos me he liao pero bien.

Ríete conmigo (o de mi) y no te pierdas mis locuras

Ir arriba